Vinos para sorprender a papá


Hay tantos padres como tipos de vino. Y encontrar la combinación perfecta, si lo conoces bien, no es una tarea tan difícil.

Se sabe que el vino es un buen regalo, y con algo de dedicación a la hora de escogerlo se puede convertir en un obsequio inolvidable, tanto al momento de la entrega como al del descorche. Un vino es más que un regalo, es un momento de placer, es una experiencia que dejará un recuerdo, solo hay que invertir un poco de tiempo para encontrar el ideal.

Existe un truco para no fallar a la hora de escoger el vino para papá: es más fácil saber qué comida le gusta, y deducir de ella el vino que será perfecto para su paladar, que empezar a buscar a ciegas.

También es importante que tengas en cuenta la novedad, lo nuevo siempre tiene un sabor especial y la seguridad que papá aún no lo haya descorchado. La clave estará en aprender bien las virtudes de ese vino y poder saber cuán novedoso es.

La originalidad también es otro factor muy importante, si bien original no es sinónimo de calidad, la originalidad suele llamar la atención, y más si viene acompañada de la calidad. Pero no hay que dejarse llevar tanto por las apariencias, porque ser original por fuera no garantiza innovación por dentro. Por esta razón es que debes preguntar que hay más allá de las etiquetas, que suelen ser llamativas.

3 Vinos para sorprender a papá