Las cepas argentinas


El origen del vino en Argentina data del año en 1562, cuando se fundan ciudades como Mendoza y San Juan, puntos estratégicos por donde ingresaron viñas desde Chile a la Región de Cuyo, para después distribuirse por todo el país.

Actualmente la zona vitivinícola argentina se extiende desde el norte de Cafayate en Salta (Región Noroeste) hasta el sur en el alto valle de Río Negro (Región Patagónica Andina) y desde la cordillera andina en el este hasta los valles del oeste de Mendoza (Región Cuyo).Mendoza, la región de Cuyo es una de las mejores zonas para el cultivo de la vid en Argentina.

“Argentina es hoy el noveno productor y quinto exportador mundial de vino”.

Si bien las cepas son muchas, dentro de los tintos se destacan los Malbec (20.000 ha plantadas en Mendoza), Bonarda, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, entre otras. Dentro de los blancos se destacan los Chardonnay, Riesling, Sauvignon Blanc y, muy especialmente el Torrontés.

Cepas tintas

Malbec

La cepa Malbec, la bandera de la enología argentina, por fin se ha dado a conocer en el mundo, hasta el punto en que hoy podríamos decir que está de moda, la que la gente ha comenzado a pedir y a apreciar.

Originaria del sur de Francia, llegada al país a mediados del siglo XIX.Utilizada para producir vinos jóvenes y también grandes exponentes que aceptan largas crianzas en barricas, como así también rosados, espumantes y oporto.

Nuestro recomendado

Los Haroldos Estate Malbec

 

Bonarda

Para sorpresa de muchos, es la segunda uva tinta en cantidad de producción en el país, si bien es utilizada para vinos donde la cepa es el único exponente, también es muy utilizada para vinos más económicos y “de corte”. En la producción de vinos económicos la cepa es utilizada principalmente para aportar color. Originaria de Piamonte, Italia.

Nuestro recomendado

Los Haroldos Estate Bonarda

 

Cabernet Sauvignon

El "Rey” para muchos, se adapta a la gran mayoría de las regiones del país, con muy buenos resultados. Cepaje que acepta añejamiento en madera o botella con resultados sobresalientes. Originaria de Francia. Requiere una cuidadosa elaboración.

Nuestro recomendado

Felino Cabernet Sauvignon

 

Merlot

Una cepa muy distinguida y fina, originaria de Burdeos, con ella se elabora vinos de características suaves, y muchas veces es utilizada para cortes. Es la segunda cepa a nivel mundial en producción, siguiendo al Cabernet Sauvignon, cepa de la cual es “pariente genético”.

Nuestro recomendado

Felino Merlot

 

Cabernet Franc

Familiar de la cepa Cabernet Sauvignon, generalmente acompañada en cortes con Merlot, en el país se consiguen pocos pero muy buenos vinos elaborados con Cabernet Franc como cepa única.

Nuestro recomendado

Andeluna Pasionado Cabernet Franc

 

Syrah

De supuesto origen persa, soporta muy bien el sol, por eso se obtienen grandes vinos de esta cepa en regiones como San Juan o el Este de Mendoza. Otra de las cepas utilizadas para “corte” pero que con el tiempo se ha ganado su lugar como varietal presentando excelentes ejemplares de cepa única. Se destaca por sus tonos bien oscuros.

Nuestro recomendado

Lorca Fantasía Malbec-Syrah

 

Tempranillo

Cepa instalada en el país por los españoles, tiene la particularidad de ser una de las primeras uvas tintas en madurar. Grandes vinos se producen en el país con esta cepa, aunque es también usada para “cortes”.

 

Pinot Noir

Antigua cepa de origen Borgoñés, base de muchos espumantes. Sus vinos suelen ser de colores rojos intensos, pero no oscuros. La cantidad de hectáreas a nivel nacional representa solo el 2% de la producción total, aunque su cultivo se va extendiendo cada vez más.

Nuestro recomendado

Tomero Reserva Pinot Noir