CÓMO SERVIR EL VINO CORRECTAMENTE


Una vez que hayas elegido una botella de vino, sin importar si se trata de un vino común o una gran cosecha , tu objetivo debe ser obtener lo mejor de esa botella y disfrutar al máximo sus propiedades y potencial.

A continuación, veremos cómo servir el vino atendiendo a cuatro factores fundamentales. Pequeños detalles que harán que disfrutemos al máximo de nuestro vino.

LA TEMPERATURA

La temperatura a la que servimos el vino es fundamental para la correcta percepción de sus características. Dependiendo del tipo de vino que vayamos a degustar, la temperatura ideal para su consumo variará.

La temperatura ideal para servir el vino es aquella en la que podemos apreciar todos sus matices y sus aromas. Si la temperatura es demasiado baja, los aromas no se desarrollarán correctamente, si por el contrario, la temperatura es demasiado elevada, se potenciará el sabor alcohólico y la percepción de los azúcares presentes en el vino, por lo que su correcta degustación se verá también adulterada.

  • Vinos de Autor: servir entre 14 y 18°C.