La tendencia de los vinos naturales


En los últimos años, el término vinos naturales ha venido creciendo exponencialmente en el vocabulario de los amantes del vino. ¿Qué son los vinos naturales? Son vinos que se elaboran con la menor intervención posible. Por ejemplo, vinos que se hacen con levaduras autóctonas y fermentación espontánea. También significa vinos que no tienen químicos añadidos, no pasan por barricas y no son filtrados.

El objetivo de estos vinos es que el sabor sea el que le da la tierra. Muchas veces esto significa que el vino sabe más parecido a una kombucha que al vino que estás acostumbrado a probar. La filosofía detrás de los productores de vinos naturales es alimentar la biodiversidad y respetar la naturaleza, por encima de tratar de controlarla. Lo que diferencia a estos productores del resto es que usan la ciencia para producir vinos con la menor intervención posible, cuando la mayoría de bodegas la usan para tener un control absoluto sobre cada paso en el proceso de elaboración.

Muchas personas pueden tener una concepción equivocada de que estos vinos son raros y difíciles de entender. Esto puede ser porque nuestro paladar se ha acostumbrado a probar vinos elaborados masivamente que son controlados milimétricamente para que su sabor sea el mismo siempre. Abre tu mente y explora estos tipos de vino.

Estas son las 3 definiciones que debes conocer para iniciarte en el mundo de los vinos naturales:

1) Pét Nat: es un proceso de elaboración en el que el vino es embotellado antes de que empiece su fermentación. Esto le otorga un toque frizante al vino.

2) Sulfitos: casi todos los vinos tienen sulfitos naturales. Sin embargo, los productores de vinos naturales argumentan que no se deben añadir más sulfitos al vino o terminan por apaciguar la personalidad del vino. Los sulfitos añadidos le aportan estabilidad al vino y permiten que este sea guardado por largos periodos de tiem