La uva Albariño


Foto de Bodegas Fillaboa

Según la leyenda la uva Albariño fue llevada a Galicia por los monjes de la Orden del Císter en el siglo XII. Esos monjes, que provenían de regiones vitivinícolas de Francia, plantaron viñedos en los valles del Camino de Santiago. No obstante, las evidencias científicas parecen indicar que la variedad es originaria de Galicia.

La cepa rápidamente se aclimató a las características climáticas gallegas, colocándose sólo un peldaño por debajo de las sobresalientes Chardonnay y Riesling internacionales. El albariño (el vino), con permiso del cava, es el blanco español más famoso fuera de nuestras fronteras.

Características particulares de la uva albariño:

La uva albariño es menuda, y de tardía maduración, lo que conlleva a que su ciclo vegetativo es mayor con respecto a otras variedades de uva. Suele ser de color amarillo pálido con algunos toques de verde.

La variedad albariño se desarrolla en óptimas condiciones en los suelos gallegos, donde el clima atlántico caracterizado por las frecuentes lluvias y las temperaturas suaves hacen que la cepa obtenga el nivel de humedad necesario para desarrollarse. El cultivo se hace elevado del terreno para evitar que la humedad del suelo ocasione infecciones que puedan atacar la planta.

En nariz se presentan de manera intensa, con compleja y variada carga aromática donde destacan los aromas frutales (fruta blanca, cítricos, manzana, albari