La ruta del vino en Colombia


Las condiciones climáticas tropicales de Colombia dificultan la producción vinícola, es un país ubicado en el trópico, no tiene estaciones definidas y tiene una humedad alta en la mayor parte de su territorio, Sin embargo, la geografía de Colombia puede ofrecer unas condiciones aptas para el cultivo del vino a través de la altitud.

Si eres un amante del vino o si quieres aprender sobre las técnicas con las que se produce una copa de este legendario licor, seguro te va a interesar saber cuáles son las regiones, viñedos y bodegas donde el vino está cogiendo cada vez más fuerza en nuestro país.

En Boyacá:

La producción de vinos se ubica en los municipios boyacenses de Nobsa y Villa de Leyva, con características climáticas y de suelos muy especiales. En los valles altos y secos de la cordillera oriental, a 2500 metros de altura, algunas variedades de cepas tienen buena adaptación. Por ello, es que una de las mayores apuestas vitivinícolas en Colombia están en el llamado Valle del Sol. Es una de las regiones más secas de Colombia. La precipitación máxima en este valle la tiene Paipa, con 830 milímetros de lluvia por año. Esta es similar a la de Burdeos (Francia), con 815.

Marqués de Puntalarga

En Boyacá es posible visitar la casa productora de vinos Marqués de Puntalarga. Este viñedo está ubicado en Nobsa. Ahí se cultiva la cepa pinot noir y dos variedades de riesling. Cuando visite este sitio podrá recorrer los viñedos acompañado de guías expertos que le enseñarán cómo catar vinos. Adicionalmente, este poblado celebra en el mes de diciembre de cada año la Fiesta de Bienvenida a la Vid en el Valle del Sol, donde se elige a la reina del vino regional.